domingo, 19 de febrero de 2017

ÚLTIMA LLAMADA


Tras el último impacto se sacude el polvo que cubre su pequeño cuerpo. Temblando se lava sus manitas, limpia la tierra de sus pestañas. Se sienten cada vez más fuerte, cada vez más cerca…

Esa noche teme dormirse, no volver a ver otro amanecer. A oscuras, desesperada frente a la pantalla del ordenador, antes que caiga la próxima, escribe: ¿Hay alguien ahí?

A su última llamada ha respondido la vergüenza, cuando en la ciudad ya no queda nada, ni escuelas, ni hospitales, ni esperanza. 

Vivirán un nuevo éxodo los supervivientes, lentamente avanzarán hacia la tierra prometida. Encontrarán miseria y desesperanza.

(Relato presentado al Concurso del programa Wonderland de RNE4 http://blog.rtve.es/wonderland/





4 comentarios:

  1. Pilar cuentas perfectamente todo lo que sufre una niña en una guerra, nos haces sentir esas bombas cuando dices "cada vez más fuerte, cada vez más cerca".
    Y luego ese alegato contra la vergüenza de los países "civilizados" que acuden cuando no queda nada.
    Tus letras expresan su temor, ese miedo a dormir.
    Y tu frase final es demoledora, después de tanto sufrir aún les queda más.
    Un gran relato, con un título que ojalá se cumpla y ya no haya que hacer más llamadas, pero creo que no será así.
    Besets al collet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, has sabido escuchar la última llamada de una niña que pide ayuda para su pueblo que está siendo masacrado (Alepo), y cuando le responden son confinados en campos de refugiados. El mundo sigue sin darles amparo. Es una verdadera vergüenza. Es inhumano.
      Muchas gracias por tan buen comentario.
      Besets al collet.

      Eliminar
  2. La dramática situación del pueblo sirio está muy bien reflejada en tu relato, Pilar. A través de la llamada de socorro de esta niña asistimos a la destrucción y el desamparo de los suyos. Y todos sabemos que necesitan nuestra respuesta.
    Excelente relato, amiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, muchísimas gracias por tan buen comentario. No puedo comprender la pasividad de quién debe darles apoyo y una salida tras escapar de esta terrible guerra y no hacen nada. Vergonzoso.
      Besos muy muy apretados, amiga.

      Eliminar