domingo, 21 de octubre de 2018

WATERWORLD


Vivir en un palafito rodeado de agua tiene sus inconvenientes, pero cuando te acostumbras, tampoco está tan mal. 

Si hace mucho calor, te das un baño con tan solo saltar desde la puerta de casa y no necesitas ir al mar. Además, puedes jugar al waterpolo con los amigos sin perder la pelota, porque siempre flota. Aquí jamás te falta pescado fresco en la mesa, si tienes paciencia y sabes pescar. 

Desde muy pequeño aprendes a nadar y a guardar la ropa, que es algo muy útil. Aún siguen buscando en el lago la pistola con la que defendí a mamá.


Imagen: Elisabeth Opalenik

TERAPIA


Siendo un bebé ya mostró los primeros síntomas de su problema. Le costaba mucho compartir a las personas que amaba, especialmente si se trataba de mamá. No consentía que nadie se acercase a ella. Su expresión era tan amenazante que asustaba al más valiente de sus hermanos, sobre todo, desde que le salieron los primeros dientes. 

Lo mismo le ocurrió con su maestra cuando empezó a ir al colegio. Pensó que era de su propiedad. Martirizaba a todo aquel que se atreviese a hablarle a «la seño» sin su permiso. 

Su problema empeoró cuando se echó novia, pero tras pasar por la consulta del psicólogo todo cambió. Comprendió que debía compartirla, que ella no era suya. 

Desde entonces, siguen buscando sus partes repartidas por toda la ciudad.


Imagen: Elisabeth Opalenik

sábado, 20 de octubre de 2018

ALMA DE OTOÑO



Trenzando brumas de silencio

llueven gotas de otoño

salpicando la piel de la ciudad.

Se lanzan sin miedo al vacío

cansadas de ser solo un murmullo

cuando el viento roza su soledad.



De ocres, verdes y amarillos

bajo nuestros pies se arremolinan

arrastrando los restos de nuestro naufragio.

Sueños rotos tiemblan en los bolsillos

y junto a tu ausencia depositan

heridas abiertas de tan doloroso presagio.



El alma desnuda se adormece

al rescoldo de las oscuras cenizas

que laten de nuestro amor encendido.

Con tu recuerdo mi piel se estremece

si las caricias en tu abrazo eternizas

cuando el otoño las tiñe de olvido.




Poema presentado al Concurso de Poesía #Otoño 



DESNUDO EN CADA VERSO...


Desnudo en cada verso 

silencios que el alma calla, 

caricias del corazón a flor de piel 

que tejen con luz de luna 

poemas al despertar el alba. 


Vuelan hasta tus labios 

mis mariposas susurrando 

al suspirar la mañana.



SUSPIRAN MIS OJOS...


Suspiran mis ojos 

añorando cómo me miras 

cuando tus besos 

se adueñan de mi boca 

antes de la despedida. 


Tiemblan las caricias 

desnudando la madrugada 

cuando tus manos 

laten apasionadas en silencio 

cuando en mi piel anidan. 


Y amaneces en mis pupilas.



SENTIR EL FRÍO DEL SILENCIO...


Sentir el frío del silencio 

cubierta de ausencia,

de besos sin dueño, 

de caricias bajo la piel, 

de suspiros al viento. 


Vivir noches sin luna 

desnuda de abrazos 

de palabras de amor, 

del calor de una mirada, 

de latidos en el pecho. 


Desde que no te tengo.



ACARICIAS MIS PIES...


Acaricias mis pies 

con el vaivén de tus olas 

frescas, azules, 

al deslizarte sobre mi arena. 


Me regalas destellos de sol 

posando en mi piel tus aguas 

cálidas, transparentes 

y me habitas cesando tu ausencia. 


Me envuelves 

con la fuerza de tus marea.



CONFUNDÍ EL RUMOR DEL MAR...


Confundí el rumor del mar 

con tus susurros,

la calidez de los rayos de sol 

con las caricias de tus manos. 


Hundí mi pecho en tu pecho 

cuando habitaste mi arena 

sin miedo a ahogarme en tu cuerpo 

ni a morir de soledad 

si tus labios desnudan mi pena.



SI ME HUBIERA ALEJADO DE TI...


Si me hubiera alejado de ti 

en lugar de creer en tus palabras, 

tal vez, habría podido volar 

con las primeras luces del alba. 


Si me hubiera atrevido a vivir 

a pesar de tus amenazas, 

tal vez, habría sabido escuchar 

el dolor que late en mi alma.



viernes, 19 de octubre de 2018

HIBERNACIÓN



Cuando todos se marchan regreso a casa. Me siento tan cansada que apenas me tengo en pie. 

Al abrir la puerta me recibe un viento polar, anticipándome que allí se ha instalado un invierno perpetuo. La ventisca me golpea tan fuerte que parece no desear que entre. Me tambaleo hacia atrás, pero logro recuperar el equilibrio dando un paso hacia el interior. 

Avanzo por el pasillo sujetándome a las paredes congeladas. No siento las manos, parecen dos bloques de hielo quemándome la piel. Los ojos, cegados por la nieve, no sirven de nada. 

Con gran esfuerzo consigo llegar hasta el salón, dejándome guiar por mi aletargado corazón. Freno en seco al descubrir que el suelo es un mar alrededor de un glaciar. Continúo la travesía aferrada a los icebergs que flotan a la deriva. Paso de largo de la cocina, no siento hambre. Poco a poco comprendo que me voy adaptando a este inhóspito lugar. 

Necesito llegar hasta nuestro cuarto. De pronto, como una avalancha, el sueño envuelve mi cuerpo y me aplasta. Han empezado los primeros síntomas. 

La habitación se ha cubierto de escarcha sin tu respiración y copos de nieve revolotean sobre las sábanas si tu corazón no late entre ellas. Las estalactitas cuelgan amenazantes del techo esperando que mis ojos las derritan cuando te miren apasionados. Mi boca exhala gélido vaho porque no encuentra el fuego de tus labios. Mi cuerpo tirita de frío si intento dormir y no me rodea tu abrazo. Intentaré sobrevivir a esta noche invernal, a pesar de tu ausencia. 

Otro día amanece sobre mi piel, pero la calidez del sol no alcanza a penetrar el témpano de mi alma, rota de dolor, tras besar tu frente congelada como última despedida. 

Sin ti, mi vida permanece en estado de hibernación. 



Relato publicado en el libro "CUENTOS DE LAS ESTACIONES", de Valencia Escribe.











ETERNA PRIMAVERA



Desde niña siempre fue su estación favorita. Adora la primavera. Se entretiene, horas y horas, embelesada mirando el etéreo vuelo de una mariposa, de flor en flor, en cuyas alas se ha dormido el arcoíris. Le divierte ver a los gorriones andando a saltitos, picoteando el suelo en busca de comida para sus polluelos que esperan hambrientos en el nido. Pero, lo que más le gusta, es ver cómo florecen las macetas que durante el invierno permanecían dormidas. 

Ahora dispone de todo el tiempo del mundo para apreciar las pequeñas cosas que suceden a su alrededor. Sentada tras el ventanal, a veces dormita mientras se deja acariciar por los tímidos rayos de sol. Al despertar, observa con curiosidad infantil cómo cambia la luz y los colores del paisaje. 

Su mirada a veces se empaña de olvido. Cada vez le ocurre más a menudo, se pierde en el laberinto de sus recuerdos y luego le cuesta encontrar el camino para volver. De repente, suena una música que le recuerda alguna vivencia inolvidable. Entonces, la reconoce y con los ojos cerrados la acompaña con sus manos, es Suspiros de España, canta susurrando su letra mientras siente la misma emoción de aquellos días, cuando la bailaba con él. Fue el amor de su vida. No hubo nadie antes ni lo hubo después. Sigue ciegamente enamorada. Cuando cesa la canción regresa a su mundo de olvido y ya no recuerda su nombre. 

A pesar de todo nunca pierde la sonrisa. Le encanta que la duchen, la vistan, la perfumen y la pongan bien guapa. Sus manos ajadas, nudosas, con los dedos deformados por el reuma de tanto trabajar, ya no le sirven de ayuda. Sus piernas hace tiempo que se olvidaron de andar, pero ha aprendido a desplazarse con su silla de ruedas. 

Duerme en una habitación compartida, pero se siente muy sola en su nuevo hogar. Vive en su propio universo, como si fuera una isla entre todos los demás. Su mundo a veces es inmenso y otras es diminuto, depende del tamaño de su memoria. 

Al principio, añoraba a su familia, en especial a sus hijos que la cuidaban, pero cuando recibe su visita su rostro se ilumina. ¡Es tan feliz! Los recibe con una mano sobre el corazón y los ojos se le inundan de ayer. Cree ver en ellos a sus padres. Cómo se le emociona la voz al decirles a todos: 

¡Mirad, son mis padres, que han venido a verme! 

Por un momento, vuelve a ser la niña mimosa y dulce que fue, a la que tanto le gustan los besos, las caricias y los abrazos. Luego, cuando se marchan, de nuevo la envuelve un velo de soledad y le tiemblan las manos. 

Como cada día al despertar, ocupará su lugar frente al ventanal, donde su tiempo se detuvo. Para ella siempre será primavera. 


Relato publicado en el libro "CUENTOS DE LAS ESTACIONES", de Valencia Escribe.











domingo, 14 de octubre de 2018

INCURABLE


Desde que apareció el primer síntoma busqué un antídoto que detuviera su avance y me devolviese la cordura, pero ya era demasiado tarde. Una vez inoculado su veneno, actúa tan rápido que resulta imparable. Entonces, tu mundo se vuelve del revés y desaparecen todas las referencias que te guían. Por las noches luce un sol abrasador y los días amanecen con luz de luna. 

Ahora, el tiempo se detiene en tus labios. Contigo todo es locura. 


(Relato escrito para el Reto 5 lineas del mes de octubre de 2018 del blog de Adella Brac
las palabras son: Contigo / Síntoma / Referencias).



sábado, 13 de octubre de 2018

DESPERTAR LAS CARICIAS...


Despertar las caricias 

dormidas entre mis dedos, 

sentir la calidez de tu mirada 

envolviendo mis versos, 

respirar en tus labios 

mis sueños al alba, 

anidar en tu corazón 

al arrullo de tus latidos, 

amanecer en tu alma.



DE MAR Y VIENTO...


De mar y viento 

rompes mis madrugadas 

con alas de silencio. 

Te acercas a mi isla 

como la tempestad 

agitas la paz de mi orilla. 


Desnudas mis palabras 

acariciando versos 

besas mi playa 

rompiendo mis olas 

habitas mi cielo 

con tu universo de estrellas.



ACOGES MI MANO...


Acoges mi mano 

en la tuya 

como si me esperaras 

desde siempre, 

como si encajásemos 

a la perfección, 

como si estuviéramos 

hechos a medida. 


Anido entre tus dedos 

bajo tu calidez y tu ternura. 

Me habitas en silencio 

y somos una caricia 

en la misma piel.



SONRÍO...


Sonrío 

cuando descubro 

tu aroma 

escondido en mi pelo. 


Entonces, 

regresan los besos 

las palabras que acarician 

versos rotos a susurros 

las manos que dibujan 

en madrugadas que aman. 


Y sueño tu regreso 

con el alma a flor de piel 

abrazada a tu almohada.



AUSENTE LA MIRADA...


Ausente la mirada 

se ahoga en el olvido 

con las manos heridas 

por el frío de su piel, 

desnudas de caricias 

que el tiempo borró. 


Sellados los labios 

enmudecen palabras 

que sollozan en el pecho 

latiendo de ayer, 

cansadas de ser silencio 

sufriendo de amor.



DE AUSENCIA Y SILENCIO...


De ausencia y silencio 

se va cubriendo su piel 

con el paso del tiempo. 

Ya no la emocionan 

las madrugadas 

ni el aroma a jazmín 

al atardecer. 


De ocres y rojos 

se arrebola su cuerpo 

llueven caricias 

besos de viento

bajo la luna 

abrazada a sus sueños.



CON EL SOL DE TU PIEL...


Con el sol de su piel 

mi piel amanece 

de primavera.



SENTIR LA MÚSICA...


Sentir la música 

de tu respiración 

acariciando madrugadas 

susurrando versos 

que abrazan 

que habitan 

todos mis silencios. 


Sentir la brisa

de tus suspiros 

en la cuna 

de tus brazos 

el calor de tu aliento 

cuando tus labios 

dibujan en mi piel

al amarnos.



NO HABRÁ OSCURIDAD...


No habrá oscuridad 

que oculte 

mi silencio 

ni noche sin luna 

que apague 

mi luz.



ESCRIBISTE A BESOS...


Escribiste a besos 

sobre mi espalda 

nuestra historia 

de amor. 


Arroparon las nubes 

mis suspiros 

cuando el frío 

anidó bajo mi piel. 


Te llevaste los abrazos 

las caricias 

los sueños bajo la luna 

latiendo el corazón. 


Dejaste ausencia 

dolor y silencio.



ESOS LATIDOS...


Esos latidos que nunca se olvidan, son música.


DÍA INTERNACIONAL DE LA MÚSICA



SE DESBORDA TU MAR...


Se desborda tu mar 

de sufrimiento 

derramando líquido cristal 

sobre mi piel de silencio.



ENCARAMADA EN TUS OJOS...


Encaramada en tus ojos 

veo la luna más cerca 

el cielo menos infinito 

junto a las estrellas. 


Acurrucada en tu pecho 

me siento etérea 

en la piel de tus mareas 

abrazada a tu silencio. 


Diluida en tus labios 

desnudo mi sed 

en el frío 

de tu voz de viento.



martes, 9 de octubre de 2018

SIEMPRE LE QUEDARÁ PARÍS


Una vez más, María no puede evitarlo. Al pasar, se detiene atraída por la hipnótica luz del escaparate. Recorre con mirada anhelante los carteles pegados sobre el cristal hasta encontrar el que dice: “París, la ciudad del amor”. Suspirando sonríe. Luego, se esfuerza por retener la belleza de sus imágenes. Se enfada porque no le resulta fácil tras un largo día, de aquí para allá, calmando su sed insaciable. Después, apresura sus pasos. Todavía le queda un largo camino por recorrer. 

Teme que desaparezcan las imágenes que guarda en su retina, como otras veces. Si esto ocurre, sabe que la noche se le hace eterna cuando se apagan las luces y, acurrucada entre cartones, no le queda nada con lo que soñar.


(Relato finalista de los meses Julio y Agosto/2018 en el 
III Concurso de Microrrelatos de 
LA RADIO EN COLECTIVO / VALENCIA ESCRIBE)



lunes, 8 de octubre de 2018

INSACIABLE


Temblando, se acerca hasta el lugar donde se esconde. Aunque le asusta, viene dispuesto a hacerle frente. Descarga de la mochila las armas que trae para defenderse. Le lanza los cuentos para dormir, el balón de reglamento, los coches, los peluches, los cromos de fútbol, los superhéroes y los libros de pintar, junto con los lápices de colores. Aun así, no logra detenerlo. 

Cuando cree que ya no le queda nada con lo que luchar, encuentra su fantasía en el fondo de su bolsillo y se la arroja con rabia. 

Pero su adulto, de un zarpazo, le roba la niñez. 



(Relato finalista en el programa Wonderland RNE4 del 06/10/18)



jueves, 4 de octubre de 2018

TRAICIÓN


Me sentía segura y a salvo si tú me cobijabas. Mis días se llenaban de luz con el color que irradiaba tu piel. Escuchaba el tintineo de la lluvia acurrucada en tu abrazo, sin miedo a que me alcanzase la tormenta. 

Pero, de pronto, aquel manto de sombra con el que me envolvías se transformó en un agujero negro. Volaste veloz hacia nuevos horizontes. En tu huida me dejaste desvalida bajo un sol abrasador. 

Ahora, regresas desvencijada, suave como la brisa, pero ya es demasiado tarde. Solo somos una sombrilla para dos frente a un mar de silencio.


Relato Finalista en el Concurso de Microrrelatos 
"La Sombra del Enano"



martes, 2 de octubre de 2018

CUENTA ATRÁS


Publicación de mi relato CUENTA ATRÁS
en el nº 44 de la Revista Valencia Escribe, correspondiente al mes de Octubre de 2018.






domingo, 30 de septiembre de 2018

ME HAN NOMINADO PARA EL BLOGGER RECOGNITION AWARD 2018


Ante todo, mi eterno agradecimiento a Sara Nieto, del Blog Cuentos contigo por esta nominación. 

Versos a flor de piel nació hace dos años, como un pequeño sueño, un rincón donde poder guardar mis letras, un espacio tranquilo donde leer sin prisas y un lugar donde todos los que pasaran por él se sintieran cómodos. 

Hemos crecido juntos y de la mano hemos aprendido a andar, compartiendo versos, pequeñas historias, éxitos y alegrías, todo con ilusión y con mucho corazón. 

Nunca me imaginé que me daría tantas alegrías y que me acercaría a personas maravillosas, a las que me siento unida por esta locura que se llama “escribir”, donde no existen las distancias, solo un gran amor por las letras. 

Son los que han logrado que mis ganas no decaigan, que desee seguir aprendiendo para mejorar y así poder ofrecer siempre lo mejor de mí. 

Sus más de 200.000 visitas me dicen que nunca deje de soñar, que los sueños se cumplen si al otro lado de la pantalla hay personas como ellos. 

Mi consejo, para todos los que posean un blog, es que nunca dejen de aprender para mejorar sus letras ni de leer mucho, ya que es la mejor manera de hacerlo. A los lectores les gusta que las letras contengan verdad. Las técnicas son importantes, pero lo es mucho más que, escriban lo que escriban, siempre lo hagan con el alma y desde el corazón. 


Nominaciones 


Cuando tienes la suerte de leer a tanta gente excelente, de los que tanto aprendo, es mucho más difícil hacer una selección, pero estos son mis quince nominados: 


01 Towanda                 Mi modo de ver la vida


02 Nani Canovaca       La Casa Encendida


03 Rebeca Gonzalo     Crónicas de la loca que cazaba nubes


04 Mireya Jimena         Mi alma de letras


05 Luisa Hurtado          Microrrelatos al por mayor


06 Ze Pequeño             Y encima ahora se pone a llover


07 Yolanda Gil               El arcón de las 1000 cosas


08 Edith EDI                  Estilo... vida y poesía


09 Hortensia Márquez   Entre palabras


10 Javier Puchades       El decantador de letras


11 Marta Navarro           Cuentos vagabundos


12 Lola Sanabria            Lola Sanabria


13 Galilea                       Bailando con las palabras


14 Raquel Lozano          Piel de retales


15 Gabriel Pérez            Folio en blanco




Las reglas 



1. Publicar un agradecimiento al blog que te ha nominado e insertar un enlace a su blog. 


2. Escribir un post para dar a conocer el reconocimiento recibido. 


3. Contar el nacimiento del blog propio. 


4. Dar consejos a los nuevos blogueros. 


5. Nominar a 15 blogueros. 


6. Comentar en cada blog y hazles saber que los has nombrado y proporcionar el enlace a la publicación que creaste. 


Ahora, ha llegado el momento de avisar a cada uno de ellos… 





ABRIR EL CORAZÓN...


Abrir el corazón 

a la noche estrellada, 

dejar que el alma respire 

a través de la ventana. 

Ver que los sentimientos 

se alejan batiendo alas, 

como palabras tejiendo versos 

elevan mi voz hasta la luna 

poemando silencios.



ERES EQUILIBRIO...


Eres equilibrio 

razón y corazón 

sueño y realidad 

palabra y silencio 

frío y calor. 


Eres refugio 

ausencia y emoción 

mentira y verdad 

sueño e insomnio 

miedo e ilusión. 


Eres nada y todo 

indiferencia y pasión 

ternura y frialdad 

agua y fuego 

soledad y amor.



VEN, TOMA MI MANO...


Ven, toma mi mano

y abrázame. 

Juntos descubriremos 

la cara oculta de la luna.



SERPENTEA LA FRÍA LLUVIA...


Serpentea la fría lluvia 

persiguiendo lágrimas de cristal 

mientras mis ojos te añoran 

inundados de soledad.



NO HUBO CARICIAS...


No hubo palabras 

para tanto amor, 

ni silencios 

que cobijaran 

nuestra pasión. 


Fuimos dos almas 

amándose 

sin tiempo ni medida 

versando caricias 

con labios de madrugada 

tatuando a fuego 

su deseo 

sobre la piel de la luna 

heridos de olvido 

rotos de amor.