sábado, 30 de junio de 2018

ROZAS MI SILENCIO...


Rozas mi silencio 

entre luces y sombras. 

Con dedos de ausencia 

desnudas mi memoria 

cuando a mis labios 

se asoman tus besos, 

la sal de tu piel 

y de nuevo sucedes...



SENTIR...


Sentir 

la calidez de tu piel

en este lugar 

llamado abrazo...



BRILLA EN SUS OJOS...


Brilla en sus ojos 

la emoción 

al calor de un abrazo 

entre dos corazones 

que se aman.



SIN ÉL...


Sin él, 

la piel se le cubrió de silencios, 

el corazón dejo de latir en verso 

y su alma se vistió de oscuridad.





NO IMPORTA EL COLOR...


No importa el color 

que uno elija. 

A la hora de volar 

cada uno busca su cielo...


A ti, que luchas por la diversidad. 


¡Feliz Día del Orgullo LGTBI!



DUELE MENOS LA SOLEDAD...


Duele menos la soledad 

desde que, perdida en el silencio, 

se encontró con la tuya.



AMANECES...


Amaneces 

y sigues meciéndote

 en la curva de mis labios.



HAY DUROS TAN DUROS...


Hay días tan duros 

que para afrontarlos

no sabes qué héroe ponerte...



DUELE EL AMANECER...


Duele el amanecer 

cuando el silencio te ahoga, 

los días se vuelven amargos 

y la decepción lleva su nombre.



SIEMPRE FUISTE...


Siempre fuiste 

mi mejor jugada. 

Imposible perder 

con tus caricias, 

sin estrategia, 

tan solo tu piel 

y todo este amor.



DUERMES EN MI ABRAZO


Duermes en mi abrazo 

meciéndote en mis labios 

con la calidez de mi aliento, 

junto a este loco corazón 

que no para de latir...



viernes, 29 de junio de 2018

PLE(AMAR)



Cuando te aman a medias todo se precipita. Nos conocimos aquella tarde de un día sin puesta de sol. Se ruborizaron mis mejillas cuando me miraste, pero no supiste atardecer en mis ojos. Tembló mi cuerpo de emoción al entrelazar nuestras manos por primera vez. Sin embargo, pensaste que sentía frío al ver cómo se erizaba mi piel. 

Desde entonces, aquel rompeolas fue nuestro. Entre besos y caricias, esperé que me susurraras cuánto me querías, aunque siempre me devolviste silencio. 

Te di tanto que acabé por sentirme vacía. Cuando escribiste junto a la orilla: TE QUIERO BASTANTE, para mí, ya no era suficiente. 

Durante la pleamar, acaricio tus palabras cuando el oleaje mece mi cuerpo.



martes, 26 de junio de 2018

LA BÚSQUEDA



Puso la casa patas arriba, pero no pudo encontrarlo. Intentó recordar dónde podría haberlo dejado, sin conseguirlo. Pensó que no podía estar muy escondido si para ella era tan valioso. Decidió no parar hasta dar con él. Vació armarios y cajones. Buscó entre los estantes de la ropa. Sacudió sábanas y mantas. Miró en los altillos y debajo de la cama. Removió todo el contenido de la despensa y lo que guardaba dentro de los muebles de la cocina, sin éxito.

Su nerviosismo iba en aumento. Entonces, se desnudó y registró, una por una cada prenda. Tampoco estaba allí. Cuando sacó las manos de los bolsillos del pantalón, vio cómo el tiempo se le escurría entre los dedos.

Entonces, comprendió qué era lo más valioso y dio por terminada su búsqueda. El pasado ya no le pareció tan importante y el futuro se presentaba incierto. Lo que de verdad poseía un valor incalculable era vivir el ahora. 



(Relato con el que he participado en el I Certamen de Microrrelatos "Vivir con el Ahora" de la web Microcuento.es)








domingo, 24 de junio de 2018

ERROR DE CÁLCULO


Todavía les duele su mayor fracaso. Desde entonces no han levantado cabeza. Invirtieron más esfuerzos que en la carrera espacial. El prestigio del país quedó en manos de sus científicos. Si se cumplían sus cálculos, serían la mayor potencia productiva y dominarían el mundo. 

La fecha prevista se acercaba y los resultados obtenidos no eran los esperados. Había funcionado a la perfección con animales, pero con humanos no lograron su objetivo. 

El problema no fue el frío ni el hambre, tampoco el duro trabajo al que fueron sometidos. Olvidaron incluir en sus parámetros que la falta de libertad provoca sueños.


Fotografía: Aportación de Mª José Viz Blanco, de su hemeroteca personal.

sábado, 23 de junio de 2018

OSCURIDAD


Esperan agazapados en la oscuridad. Son huidizos y rara vez se dejan ver a plena luz del día. Se ocultan entre las fotos del viejo álbum familiar, en los frascos de perfume olvidados en el baño, en las cartas que amarillean anudadas en un cajón del dormitorio o en ese aroma que impregna el hueco de tu almohada. 

Basta el crujido del suelo al andar o el leve susurro de unos labios para despertarlos. Entonces, salen de su escondrijo y habitan este vacío insoportable. 

El amanecer contiene la respiración al descubrir en el aire la rendición de mi aliento, balanceándose.


(Relato finalista en el programa Wonderland de RNE4 del 23/06/18)



HABLAN SUS MANOS...


Hablan sus manos 

sobre mi espalda. 

Laten en verso, 

corazón con corazón, 

palpitando en los labios.



BAÑAS DE LUZ...


Bañas de luz 

mi mundo de oscuridad. 

Entonces, 

sobre mi piel amanece...



SOMOS MÚSICA Y SILENCIO...


Somos música y silencio, 

dos almas que se aman 

a flor de piel, 

donde tatuamos los besos 

cuando se desnuda el amor, 

que grabamos a latidos 

nuestra banda sonora.



SOLO TÚ...


Solo tú 

me haces vibrar 

con tu voz 

cuando entre susurros 

me cubres de versos 

y de caricias.



CON TU LUZ...


Con tu luz 

has iluminado 

mis claroscuros.



SE SIENTE DESNUDA...


Se siente desnuda 

ante su inmensa soledad 

y ese insoportable silencio.



SOSTENER CON NUESTRAS MANOS...


Sostener con nuestras manos 

todo este amor 

mientras suspira la noche 

temblando en nuestros labios.



 

ILUMINASTE MI MUNDO...


Iluminaste mi mundo 

con la luz del arcoíris 

desde que en tu vuelo 

me acogiste en tu abrazo 

anidé en tu pecho 

y lo llamé "hogar".




DUERME LA NOCHE...


Duerme la noche 

en tu pelo 

mientras la luna 

se desliza 

por tu espalda 

hasta iluminar 

tus sueños.



ME LLENAS DE SUEÑO...


Me llenas de sueños 

cuando te acaricio 

con la mirada. 

Abres mis alas 

cuando necesito volar 

con tus palabras. 


Guardas silencio 

entre mis manos 

que te abrazan. 

Escapo contigo 

lejos de mi habitación 

cuando te leo. 


Anidas en mi alma 

cuando te siento.


viernes, 22 de junio de 2018

EN MI SOLEDAD


En mi soledad,

permanezco desnuda de miradas

que ensucian la piel,

sin tener que demostrarle nada a nadie

para que me ame,

dónde ser valiente ya no duele

porque mis miedos han desaparecido,

dónde la oscuridad se torna luz

al abrir mis adentros, de par en par,

y dejar que mi esencia respire en silencio.



En mi soledad,

no he de temer al olvido,

porque conozco muy bien quién soy.

Sé que la razón de mi existencia

no es alcanzar lo más alto con el alma herida.

Que cuando amas de corazón, lo que anhelas

es poder llegar muy lejos enhebrando sonrisas,

con la mirada latiendo, rebosando sueños

mientras luchas contra los avatares del tiempo

sin olvidar lo bella que es la vida.






Poema presentado al III Premio de Poesía "Realismo Bastardo" de Poémame.



miércoles, 20 de junio de 2018

NUNCA DIGAS NUNCA JAMÁS


Había oído hablar de la solidaridad y del amor, pero jamás había sido invitada a aquella fiesta. Pensó que eso eran paparruchas, palabras vacías que se dicen sin sentir. Sin embargo, sabía muy bien lo que dolía esa entrega desesperada a la búsqueda de algo que llevarse a la boca, especialmente, cuando nadie te espera ni tienes un sitio a dónde ir. 

Conocía los mejores contenedores de la ciudad. Su piel se había adaptado a condiciones climatológicas extremas y su olfato le decía dónde buscar. 

La coraza que protegía su vida desapareció al escuchar entre la basura aquel débil llanto… 


Relato publicado la III semana de Junio en la web solidaria

Las palabras obligadas, regalo del periodista Luis del Olmo
y por este orden son:
Solidaridad - Amor - Fiesta - Entrega - Vida.



martes, 19 de junio de 2018

INVENCIBLE


Avanza sobre la nieve a pesar de lo escarpado del camino. Sabe que no debe detenerse o acabará congelado. Su ropa es demasiado ligera para soportar temperaturas bajo cero. Hace tanto frío que no puede dejar de tiritar y le castañetean los dientes, pero al menos, no le duelen los pies ya que apenas los siente. 

Aunque nota el cuerpo entumecido, enrojecidas e insensibles las mejillas, quemada la piel de sus manos, envejecidas por no tener guantes, y en su cabeza, sin un gorro que la proteja, la gélida nieve se acumula cubriendo de blanco su pelo, todo eso no le importa. 

La emoción que siente por dentro evita que desfallezca y se refleja en su rostro regalando sonrisas a través de sus ojos rasgados. Esa fuerza interior hace que se crezca hasta creerse invencible. El dolor desaparece, cuando aprende con avidez sentado ante sus libros, al llegar a la escuela. 


(Publicado en la web microcuento.es)



lunes, 18 de junio de 2018

THC: 166/676


Llegué tarde a aquel encuentro a ciegas. Pensé que ya te habrías marchado, pero no, allí estabas. Me senté a tu mesa mientras me disculpaba por el retraso. Con una mirada limpia sonreías al escucharme.

—No pasa nada, tengo todo el tiempo del mundo para ti. —dijiste.

Te conté toda mi vida, aunque no mostraste ningún interés por mi pasado. 

Cuando dejé de hablar, me di cuenta del mar que se escondía en tus ojos, que arropada por la cadencia de tus olas me sentía segura. Luego, posaste tu mano sobre la mía y ya no necesité preguntarte nada.

Salimos juntos de la cafetería. Sobre la mesa quedó abandonada tu historia, oculta en el código de barras de aquella pulsera hospitalaria. 

No importó que tú no fueras mi cita ni que yo no fuese nadie que tú recordaras…



Fotografía: Ana Vidal

sábado, 16 de junio de 2018

INVISIBLE



Me gustaba su compañía, pero hace tiempo que huyeron. Cuando algo va mal, son las primeras en abandonar el barco. Me quedé sin saber qué le pasó a aquél antepasado suyo que viajó a la luna. En mi situación, ha sido imposible preguntárselo.

Dejé de salir. Permanezco aquí, inmóvil y callada. Nadie me ha echado de menos, ni el cartero, a pesar de que el buzón vomita sobres sin abrir. Hace tanto que no tengo quien me escriba cartas… tan solo son facturas.

Hasta que no aparezcan los números rojos, no exigirán mi desahucio. Entonces, descubrirán que la soledad mata.


(Relato finalista en el programa Wonderland de RNE4 del 16/06/18)


Photo by JOHN TOWNER on Unsplash

NO HAY ZAPATOS DE CRISTAL...


No hay zapatos de cristal 

que puedan curar 

el dolor que esconde 

en sus pies descalzos. 


No hay caricias 

que puedan borrar 

las cicatrices de su alma 

si la han dañado. 


No hay besos 

que puedan acallar 

los gritos del corazón 

si no ha olvidado.



VESTIRME DE SOL...


Vestirme de sol,

imaginarte en un suspiro 

calma el frío de mi piel 

si no estás conmigo. 


Poso las yemas de mis dedos 

sobre tu recuerdo 

rozando cada beso

impregnado de añoranza. 


Te siento 

envuelto de silencio 

al despedirte 

dejándome los sueños.



LOS RECUERDOS...


Los recuerdos 

se despojan del olvido 

cuando despierta el corazón 

y afloran los sentimientos 

al desnudar el alma 

cuando se exponen 

a la mirada del tiempo 

cuando aún se sienten 

a flor de piel.



DESCUBRIRTE...


Descubrirte 

como si te viera 

por primera vez. 

Acariciarte 

con esa mirada 

que eriza la piel. 

Sentirte 

enredado en mis dedos 

con nuevas caricias. 

Encontrarte 

aleteando en mi pecho

al seguir tu rastro. 

Amarte

con el sabor de tus labios 

tras cada beso.



BUSCO UN LUGAR...


Busco un lugar 

donde poder esconderme 

en nuestras calles vacías, 

en la mirada de la gente, 

en este inmenso silencio 

entre tanta soledad.



PERDERME EN TU ABRAZO...


Perderme en tu abrazo 

y no desear nada más. 

Escuchar, 

acurrucada en tu pecho, 

la voz de tus latidos. 

Sentir 

tu cálido aliento 

al borde de mis labios 

y esas caricias 

que dibujan en mi espalda 

dulces palabras 

que susurra tu alma 

que llenan mis vacíos.



BÚSCAME AL ALBA...


Búscame al alba 

más allá del horizonte 

donde anidan las nubes 

al borde de mis caricias

a la orilla de mis labios 

entre las olas de tus besos 

y el mar de mi piel.




LA INMENSIDAD...


La inmensidad 

rodea con su silencio. 

Escucho la fuerza 

de mis latidos 

y me siento tan pequeña. 

Las plomizas nubes 

me pesan en el alma

ahogando mis suspiros 

con la voz del viento. 

Mi corazón 

duerme bajo la niebla 

del agua calma 

con tu ausencia dentro.



HAY NOCHES ESTRELLADAS...


Hay noches estrelladas 

que duermen con la luna 

anidando en el universo 

de tu rostro. 


Hay amaneceres 

que habitan las miradas 

que despiertan al alba 

en tus ojos. 


Hay atardeceres 

que arrebolan el alma 

con el rubor de amapolas 

de tus labios.




FLUIR, DEJARME LLEVAR...


Fluir, dejarme llevar 

entre las flores que crecen 

en el manantial de tu mirada. 


Brotar de mis labios 

palabras, caricias 

de versos en mis dedos. 


Esperar ese beso 

que enjugue mis lágrimas 

desnudando silencios. 


Sentir tu piel 

Versar tu cuerpo.



viernes, 15 de junio de 2018

DUDAS


Me dijiste cómo hacerlo, que no dolía nada y que nunca me arrepentiría. Lograste convencerme. A ciegas, me puse en tus manos. Paso a paso, seguí tus instrucciones. Primero, me despojé de mi ropa y, por último, sobre la alfombra abandoné las zapatillas. Todo salió a la perfección, tal y como me aseguraste. Me sentí etéreo y volé a tu lado pensando que lo nuestro sería para siempre, pero, como eres muy voluble, la pasión entre nosotros se ha desvanecido tan pronto como mi cuerpo. 

Lo que olvidaste decirme, antes de abandonarme, es cómo puedo regresar del más allá…


Fotografía: Dirce Hernández.

jueves, 14 de junio de 2018

CALMA CHICHA



Amanezco aquí, atrapada en esta agónica calma tras la tormenta. Arde mi piel bajo el sol abrasador mientras el frío se adueña de mi cuerpo. Me rodea el abrazo del mar y este inmenso silencio. 

Durante la noche, intenté cabalgar sobre las olas agarrada con fuerza al borde de aquella frágil barca, pero de las profundidades emergieron gigantes que embestían sin piedad, arrasando todo lo que encontraban a su paso. Me lancé al agua antes de que la embarcación, hecha añicos, saltara por los aires cuando el viento sopló con tanta violencia que acabó por vaciarse. 

Pasan las horas sin que suspire ni la más leve brisa. Empiezo a impacientarme. Me preocupa que nadie me eche de menos o que no sepan dónde buscarme. No me preguntaron mi nombre al embarcar y como pasaporte bastaron aquel puñado de billetes mugrientos. Sin equipaje. Tan solo con la necesidad de huir para sobrevivir. 

Con los ojos entreabiertos, inundados de mar, miro al cielo. De pronto, el agua me mece y danzando desnuda con las olas arribo a la playa. Varada sobre la arena, espero que alguien me reconozca por la pulsera de mi tobillo izquierdo e identifique mi cuerpo.


(Relato escrito para la web estanochetecuento.com ENTC en Junio 2018)


Fotografía: Benoit Courti.

sábado, 9 de junio de 2018

NADIE PODRÁ...


Nadie podrá 

detener tus sueños 

si, a pesar de la noche 

y de la oscuridad, 

te elevas sobre tus puntas,

despliegas tus alas 

y echas a volar.



SABE LA NOCHE...


Sabe la noche 

a caricias escondidas 

que erizan la piel, 

a abrazos cálidos 

latiendo el corazón, 

a silencios cómplices 

de besos que estremecen. 

Sabe la noche 

a almas enamoradas 

a labios apasionados 

a jazmines sobre la piel 

a miradas que aman 

a amanecer.



viernes, 8 de junio de 2018

SI AMAS A MEDIAS...


Si amas a medias, 

si no te duele la piel 

al golpear los latidos 

que palpitan 

cuando se ama con locura, 

jamás sabrás lo que se siente 

cuando te habitan el corazón.