miércoles, 19 de junio de 2019

MARÍA


Hace demasiado tiempo que a María se le escurrió la vida entre los dedos. Una niñez solitaria la rodeó de amigas imaginarias con las que jugaba y tomaba el té. La adolescencia le llegó cargada de miedos e imposiciones paternas que le cortaron las alas antes de volar. Más tarde, un matrimonio de conveniencia y un marido posesivo educado a la antigua le regalaron una jaula dorada donde criar a sus hijos. Se dedicó a cuidar de su familia hasta que los pequeños crecieron y alzaron el vuelo. Entonces, se ocupó de sus padres hasta que llegó su último aliento. 

Ahora, el olvido le ha devuelto sus muñecas y no se cansa de jugar.



Fotografía: Elisa de Armas.


martes, 18 de junio de 2019

VENCIDO


Antes de ausentarse de casa, papá siempre nos decía lo mucho que nos quería, pero que, a veces, le crecían demasiado los sueños y se tenía que marchar. Después de tanto extrañarlo, de sus vacíos, con los años nos acostumbramos a no echarlo de menos. Logramos sobrevivir a su ausencia y a todas aquellas miradas de desprecio de la gente del pueblo que no entendíamos, pero que nos herían el alma. 

Menos mal que nos acunó la vida arropados por los brazos, los besos y el amor inmenso de mamá. Gracias a ella logramos salir adelante. Jamás derramó una lágrima ante nosotros. Con el tiempo comprendí que el dolor le llovía por dentro. 

Apenas nos dimos cuenta de su presencia cuando regresó a nuestro lado. Nos lo devolvieron convertido en una sombra de lo que fue. Amaneció un día en la puerta con las alas cortadas, la mirada perdida en el horizonte y sus ideales humillados por los barrotes de la rendición.



Relato ganador del VII Premio de Microrrelatos Manuel J. Peláez 
Zafra (Badajoz), 16 de junio de 2019.


Photo by Peter Forster on Unsplash




jueves, 13 de junio de 2019

MEMORIA



Toda una vida echándose de menos, intentando no olvidarse hasta que la «Memoria histórica» les diera su sitio. Fueron niños de la guerra obligados a interrumpir juegos y risas. El exilio separó sus manos y distanció sus cuerpos, pero no sus sueños, en los que se encontraban para recordar. 

Ante una mesa los reunió aquel programa solidario de «Retorno del Exiliado». No se reconocieron al verse. Habían cambiado tanto…, pero les bastó compartir platos y recuerdos para retroceder a aquel día. Descubrieron en sus ojos la misma complicidad de entonces. 

Poco a poco, la emoción dejó paso al sopor. Mientras, tumbada sobre la mesa, fumándose el tiempo que los separaba, afloró su niñez perdida.



Fotografía de Hajime Sawatar


VOLVER A EMPEZAR


Paseaban tan emocionados, cogidos de la mano, aun a riesgo de ser descubiertos. Se habían enamorado sin querer, mas no les importaba que los descubrieran ni que todos se enteraran. No temían a las consecuencias. Sabían que no sería fácil y que sus familias se opondrían a su relación por su edad, pero defenderían su amor por encima de cualquier obstáculo. 

Pasaron el día juntos haciéndose arrumacos, abrazados y comiéndose a besos en cada rincón. Al llegar la noche, sintieron vértigo al despedirse. Temían que aquella fuera la última vez. No tuvieron más remedio que separarse, aunque con la promesa de reencontrarse por la mañana. 

Al despertar, no recordaban dónde estaban, ni sus caras arrugadas ni sus nombres, ni echaban de menos el calor de sus manos, tan amadas antes del olvido. 

Sin embargo, como cada día, se volvían a enamorar.


(Publicado en la web Microcuento.es)


Foto de Ryan Franco en Unsplash.

martes, 11 de junio de 2019

OLOR




Microcuento, escrito para el reto Jueves con Cuento utilizando la palabra OLOR
incluido en la selección de Escuela Cursiva.


«¡Cómo olvidarte, si llevo tatuado tu olor en la piel y en la memoria!».








miércoles, 5 de junio de 2019

OSCURIDAD



Despierto con el cuerpo dolorido y arropado por una noche desnuda de estrellas. No recuerdo nada. Por el estado de mi coche, intuyo que he sufrido un accidente. No lo entiendo. Nunca he conducido de manera temeraria. ¡María sigue dentro y parece que su vida corre peligro! Voces y luces se acercan. Tras rescatarla del interior, se alejan con la sirena. Ahora, todo es silencio. Solo escucho el ulular del viento bajo esta sábana plateada. 


(Relato escrito para el Reto 5 lineas del mes de junio de 2019 del blog de Adella Brac
las palabras son: Estrellas / Interior / Conducido)



HOKKU 60 ENTRE SUSPIROS...




lunes, 3 de junio de 2019

RECICLAJE



Desde que llegó la crisis y me congelaron la pensión, no hay manera de llegar a fin de mes. Mis hijos tampoco pueden ayudarme, ya que están en una situación económica peor a la mía. Lo único que he podido aceptar es la ropa que se les va quedando pequeña a mis nietos. Así que, he logrado fusionar su ropa con la mía creando mi propio estilo, que causa tanto furor entre mis amigos. 

Hemos hecho de mi creación nuestro uniforme, desde que, para completar nuestra exigua paga, hemos creado nuestra propia empresa de reparto de comida a domicilio: «Los yayoglovo».



Fotografía: Elena Mojér Gutiérrez


sábado, 1 de junio de 2019

TABÚ



Publicación de mi relato TABÚ
en el nº 1 de la Revista Valencia Escribe. Segunda era, 
correspondiente al mes de Junio de 2019.







RESPIRA...


Respira,

aunque te duela

el pecho de tanto

silencio,

aunque grites

con la mirada

sin voz.




Respira,

aunque tengas

que abrir tu pecho

de par en par,

aunque rompas

tu coraza y te asuste

mirar al abismo.



Foto de Andre Iv en Unsplash.


ESTRELLAS LA NOCHE...


Estrellas la noche 

con caricias 

de luna llena. 

Aromas el silencio 

con besos 

de níveo jazmín. 

Palpitas en mi piel 

con latidos 

de cálida arena.

Abrazas la madrugada 

como luciérnagas 

de luz que amanece. 

Desnudas la mañana 

como suave oleaje 

de aguamarina.





FUIMOS TORMENTA...


Fuimos tormenta 

que ciega el azul 

de un día de verano, 

que despierta de golpe 

la tarde que dormita. 



Fuimos brisa 

que se torna vendaval 

sin medida ni control, 

que vuela suspirando 

caricias. 



Fuimos calma 

que adormece la luz 

que palpita en los labios.





SIEMPRE TÚ...


Siempre tú 

en cada gota 

de lluvia, en cada 

cielo azul tras 

la tormenta. 

Siempre tu voz 

en el rumor 

del viento, entre 

los recuerdos 

que habitan

mi pensamiento. 

Siempre tu piel 

en mi silencio 

abrigando 

la fría sed 

de tu boca y este 

vacío del corazón.





NO HAY SILENCIO...


No hay silencio 

en mi pecho 

si late pegado 

a tu corazón. 



No hay palabras 

en mis labios 

que no haya escrito 

para ti. 



No hay caricias 

en mis manos 

que no guarden 

el aroma de tu piel. 



No hay suspiro 

en mi boca 

que no recuerde 

al sabor de tu aliento.





MANO QUE RESPIRA...


Mano que respira

el aliento de tu mano, 

caricia que salva 

distancias 

entre los dos. 

Roce que derriba 

fronteras interiores, 

que desnuda 

líquidos silencios 

que hieren, que rompe 

el miedo 

a lo desconocido. 

Mano que acaricia 

mi alma rota 

por el desamor.





martes, 28 de mayo de 2019

ÚLTIMA APUESTA



Tenté a la suerte sin pensar en las consecuencias. Nunca imaginé lo malvada que ella puede llegar a ser cuando decide darte la espalda. No hay mundo que aguante en pie si no está de tu lado, si deja de sujetarte y suelta tu mano. Y allí estaba yo, girando el tambor, una y otra vez, tras introducir mi última bala. Calcular las probabilidades de acabar con mis problemas era imposible para mí sin tener ni idea de ciencia. ¿Morir o vivir? Ambos estaban cargados en la recámara.

Apoyé el cañón sobre la sien y dejé que el azar decidiera.


Relato publicado la V semana de Mayo en la web solidaria 
Las palabras obligadas, regalo del actor Pedro Casablanc
y por este orden son: 
Suerte - Malvada - Tambor - Ciencia - Vivir.



sábado, 25 de mayo de 2019

SUMÉRGETE...


Sumérgete 

en la inmensidad 

de mis ojos, 

saborea la dulzura 

de su salitre 

y navega en el azul 

de mis latidos. 

Busca la salida 

de mi pecho 

que ama a ciegas 

el rumor 

de tu oleaje.





AMANECERES...


Amaneceres 

de suspiros atrapados 

en la ventana de viento, 

de piel que palpita 

en labios sedientos de luz, 

donde el sol trae 

recuerdos que hieren 

y la brisa desnuda 

el llanto que querías 

olvidar. 

Abres tu pecho 

al frescor del alba 

que arrasa lágrimas.





ME DEJAS...


Me dejas 

al borde 

             del abismo. 

Del revés, la vida 

se asoma 

a mis labios, bucea

en el silencio 

que se ahoga en la sed 

de tu mar. 

Inunda las nubes 

la sal de mis lágrimas, 

se incendia la tarde 

bajo un cielo herido 

por tu aliento

de fuego.





CUANDO VUELVAS...


Cuando vuelvas

con los sueños descalzos 

en la mirada, con la piel 

herida de inviernos 

y el pecho roto 

de tanto latir, 

entonces, 

solo hallarás la huella 

de mis silencios, la voz 

de mis cicatrices, la sombra 

de mis besos y el eco

de mis manos vacías.




CON EL DULCE VAIVÉN...


Con el dulce vaivén 

de tu pecho tranquilo 

se adormece la noche 

callada, sin miedo 

a la oscuridad, 

sin miedo al silencio. 

Con la suave brisa 

de tu respiración 

se acurruca mi piel 

en calma, sin temor 

al amanecer, 

sin temor a despertar 

de este sueño.





CON LOS OJOS CERRADOS...


Con los ojos cerrados 

se me escapan 

sueños, fantasías 

y anhelos. 

No hay barrotes 

de acero 

que puedan impedir 

su huida. 

Cuando extienden 

las alas 

nadie puede evitar 

su vuelo primero. 

No hay red 

ni sentimiento

que pueda retener 

sus ansias de libertad.





lunes, 20 de mayo de 2019

ESTRELLA POLAR


Al mismo tiempo que avanzaba con dificultad por la ventisca en dirección al Polo Norte, se batía en duelo contra el volcán que ardía en su pecho. No sabría decir cuál de las dos batallas era la más dura. Vivía aquella aventura extrema junto a cuatro compañeras que pasaban por la misma situación que ella. Lucía su nuevo cabello rizado como si fuera el premio recibido por padecer la enfermedad.

Temperaturas gélidas, paisajes sin vida, grietas en el hielo y una persistente lluvia la acompañaron en su camino hasta el glaciar Sermilik, meta de su desafío. 

Era vital, positiva, amante de los viajes, deportista y siempre dispuesta a vivir nuevas experiencias. Jugaba al baloncesto, esquiaba, navegaba y nadaba. Pero, sobre todo, era amiga, esposa, hija y madre de un niño de dos años. Desde que conoció el diagnóstico, organizó su boda y quiso enviar con su hazaña un mensaje de superación a todas las personas que enfrentaban la misma lucha. Pero aquel frío polar, no logró congelar el tiempo y, de nuevo, su enemigo interior entró en erupción. 

Nos dejó la estela de sus ganas de vivir y a su pequeño, una estrella que brilla sobre el Ártico.



«In memoriam de Micaela»



(Relato escrito para la web estanochetecuento.com ENTC
en Mayo 2019)
Un relato con menos de 200 palabras inspirado en el color BLANCO.





domingo, 19 de mayo de 2019

TIEMPO AL TIEMPO


«Quizá ocurra mañana», pienso cada noche mientras lo escucho roncar a mi espalda. Sé que he de ser paciente y confiar en que la naturaleza actúe. Pero, me cuesta mucho reprimir las náuseas que provoca su apestoso aliento junto a mi boca. Me asquea notar su viscoso sudor deslizándose por mi piel durante sus embestidas. Cuando se detiene, deja caer todo su peso sobre mi pecho y lo oprime tanto que llego a rozar la asfixia. 

Nunca pierdo la esperanza de que haciendo el amor su enfermo corazón reviente y deje de latir. 

Cada día clamo al cielo para que no sobreviva y así una y otra vez.


Relato escrito para la web estanochetecuento.com - ENTC 
Convocatoria ENTCerrado 3... mañana y siempre...


Foto de Sydney Sims en Unsplash

sábado, 18 de mayo de 2019

MI RELATO 'VENCIDO' GANADOR DEL VII PREMIO DE MICRORRELATOS MANUEL J. PELÁEZ


No sé cómo agradecer a los miembros del Colectivo Manuel J. Peláez, así como al prestigioso jurado, por elegir a mi relato 'VENCIDO' como ganador del VII Premio de Microrrelatos.

Es la mayor alegría que he recibido desde que me dedico a la escritura. Este premio de microrrelatos es uno de los más importantes y prestigiosos de este país, tanto por el alto número de participantes como por la cuantía del premio. Todo un lujo para los microrrelatistas.

Será un gran honor para mí, poder conocerles a todos ustedes y a su preciosa ciudad.

¡Nos vemos en Zafra el día 16!






ACERCA TU PRIMAVERA...


Acerca tu primavera

a mi pecho

y derrama pétalos

sobre mi piel.



Inunda de luz

mis ojos

y escribe versos

en mi boca.



Deja que tu fuego

prenda en mi silencio

y arda tu sol

sobre mi invierno.





ETÉREA ESPUMA...


Etérea espuma 

caricia de sal 

que mece su cuerpo 

en líquido silencio. 


Cálido eco 

ahogado canto 

de cristal que esconde 

en su pecho de caracola. 


Vuelo turquesa 

con alas de coral 

latido que emerge 

de la lluvia con sol de arena. 


Sed en calma 

luna a besos.





SER LA LUZ...


Ser la luz 

en la cara oculta 

de la luna cuando 

llueve oscuridad. 


Ser la voz 

que rompe el silencio 

si late adormecido 

el corazón. 


Ser la caricia 

en la piel que tiembla 

al rozar otra piel 

de fuego. 


Ser la palabra 

emocionada 

en unos labios 

de papel.





NO CALLA EL SILENCIO...


No calla el silencio 

esta noche. Se empeña 

en susurrarme al oído 

cómo me duele 

tu ausencia 

a la izquierda 

del pecho. 

No deja de repetir 

cómo hiere 

el vacío de tus manos 

si no abrigan 

mi piel. 

No deja de suspirar 

la noche. Así, 

cómo voy a olvidarte.





DESNUDA LA NOCHE...


Desnuda la noche

la verdad de unos ojos 

que aman. Suspira 

                               soledad, 


de la que se incrusta 

en el alma, 

de la que llora 

en silencio. Late 


su pecho emocionado 

por un destello 

de viva luz 


que amanezca 

en su mirada 

desnuda 

                       al alba.





miércoles, 15 de mayo de 2019

INTERESES OCULTOS


A punto de cerrar el despacho, recibí un mensaje muy preocupante de la viuda de D. Manuel, socio fundador del bufete fallecido hacía un mes. Necesitaba hablar conmigo con urgencia por un tema confidencial. Para actuar con mayor discreción, decidí atenderla en su domicilio. Cuando llegué, la encontré llorando desconsolada. Pensé que se debía a que no llevaba muy bien el reciente duelo, pero me equivocaba. 

Me explicó que, desde hacía años, asistía con regularidad a la consulta de una adivinadora para que le predijese el futuro antes de decidir dónde invertir su fortuna personal. Desde el fallecimiento de D. Manuel, había dejado de hacerlo. Un día, mientras le hablaba con la urna de sus cenizas entre las manos, él le contestó y empezó a comunicar con ella a diario facilitándole un análisis completo del mercado bursátil. 

Al prescindir de sus servicios, la pitonisa la había demandado por competencia desleal.


(Relato Ganador elegido por el Público en el mes de Mayo/19 en el XI Concurso de Microrrelatos sobre Abogados)

Palabras: Mensaje / Urna / Comunicar / Competencia / Análisis.


Foto de Rhett Wesley en Unsplash.