lunes, 15 de julio de 2019

«IN EXTREMIS»



Me di cuenta de que algo le pasaba a Lucía cuando la vi allí de pie, nerviosa junto a la orilla. Aunque intentaba ser fuerte y mantener la compostura, no podía ocultar que por dentro estaba rota. La acogí entre mis brazos y le susurré al oído: 

—Sea lo que sea lo que ocurre, no te preocupes. Lo arreglaremos. 

En su mirada pude ver su miedo. Su desesperación me arrastró mar adentro. Llegamos in extremis. Cuando lo encontramos, se mecía bocabajo enfundado en su pequeño chaleco amarillo. 


(Relato escrito para el Reto 5 lineas del mes de julio de 2019 del blog de Adella Brac
las palabras son: Pie / Rota / Preocupes).


Foto por Frank Mckenna en Unsplash.

domingo, 14 de julio de 2019

LOW COST



Siempre fuiste un hombre práctico, sin artificios. Te encantaba viajar por la vida ligero de equipaje. Por eso, cuando debías hacerlo por motivos laborales, eras tan asiduo a desplazarte en vuelos de bajo coste, donde solo te permitían llevar lo imprescindible: una maleta tamaño cabina para no facturar y no perder tiempo, una muda limpia para cada día que durase la estancia, el pijama, unas zapatillas cómodas, y la bolsa de aseo. 

Como buen ejecutivo, vestido con tu elegante traje, ibas de aeropuerto en aeropuerto sin importarte el destino. Todos te parecían igual. El motivo de tus desplazamientos no era demasiado agradable. Debías parecer fuerte ante los demás, sin fisuras ni debilidades. Por eso, no mostrabas ningún interés en conocer las ciudades que visitabas ni podías encariñarte con sus gentes. 

La vida te resultaba tan monótona e insoportable que eras consciente de que no aguantarías mucho tiempo viviendo así. Anhelabas encontrar el valor para llevar a cabo un cambio radical. Soñabas con un futuro, no muy lejano, donde poder asentar tu residencia en algún sitio tranquilo y, de una vez por todas, tener la oportunidad de echar raíces. Sabías que ser el liquidador de un fondo buitre no ayudaba mucho. Tenías claro que aquel era un trabajo odioso, y que tanto ir de aquí para allá, te impedía hacer amigos. También te resultaba imposible mantener una relación sentimental seria y duradera. Aun así, deseabas tanto amar y ser amado… 

Tal vez, este fue el motivo de que perdieras la cabeza antes de lo que te imaginabas. Enamorarte no entraba en tus planes inmediatos, pero fue inevitable cuando la razón no pudo ganar la batalla contra el corazón. Decidiste que, correr algunos riesgos por amor, merecía la pena. 

El auténtico problema fue que tus jefes no se anduvieron con sentimentalismos ni perdonaron esa traición por tu parte, que les impidió obtener sus habituales elevados beneficios. 

A pesar de todo, de una manera u otra, te saliste con la tuya. Encontraste la paz y la estabilidad que deseabas en ese precioso y privilegiado lugar, rodeado de naturaleza. 

Me pareció comprensible que no te sintieras muy cómodo en esa postura en la que te dejaron, pero no encontraron otro modo de colocarte para que, dentro de una maleta tan pequeña, cupiesen sin problema todas tus partes, incluidas tus piernas. 


Relato presentado al concurso #historiasdeviajes 




sábado, 13 de julio de 2019

HAY ESTRELLAS...


Hay estrellas

que titilan

en su cielo de agua,

que se mecen

con las olas,

que bailan

entre nubes de espuma

y acarician tu arena

con la cadencia del mar.

Hay estrellas

que aman

con los ojos cerrados.



Foto de Jakob Owens en Unsplash.


ATARDECES...


Atardeces 

frente a un mar 

de dudas. Respiras 

sin miedo el aire 

que arde en tu pecho, la luz 

que desnuda tu dolor. 

Vuelas 

más allá del sol 

que abrasa el horizonte, 

liberas las cenizas 

que palpitan en tu pecho. 

Olvidas con el ritmo 

que late tu corazón.





SILENCIOSA MELODIA...


Silenciosa melodía 

aflora de mi respiración, 

suspiros de sueños 

atrapados en el eco 

de su voz. 

Latidos vacíos 

retumban en mi pecho, 

lágrimas ausentes 

de caricias, de besos 

susurrados con luz 

de luna, 

de cuerpos que tiemblan, 





jueves, 11 de julio de 2019

ORGULLO Y PREJUICIO


Representar a alguien en un proceso de divorcio no es fácil, pero jamás imaginé semejante final cuando mi cliente se presentó un día en mi bufete. 

Había contraído matrimonio en régimen de gananciales. Aunque su situación económica era acomodada y la de ella era muy precaria, no quiso hacerlo en separación de bienes. Estaban tan enamorados que pensó que su amor sería garantía suficiente. Tras la boda, a ella le cambió la voz y el aspecto. Dejó de ser cariñosa y su comportamiento se tornó frío y cruel. Se mostraba distante y, de manera unilateral, decidió que durmiesen en habitaciones separadas. Impuso sus propias normas hasta el extremo de convertirlas en derecho consuetudinario. Después, sustituyó la cerradura y lo dejó en la calle. 

Cuando solicité el reparto correspondiente de sus bienes para que mi cliente no resultase desfavorecido, lo máximo que le pude conseguir fue un cactus y un calcetín. 



(Relato finalista en el mes de julio en el XI Concurso de Microrrelatos sobre abogados )

Palabras: Calcetín / Cactus / Consuetudinario / Representar / Desfavorecido. 





martes, 9 de julio de 2019

CUENTA ATRÁS


No pudo encontrar la paz jamás. Sus demonios lo devoraban por dentro. Éramos tan jóvenes que nos aplastó el miedo. Debía querernos, protegernos, pero actuaba con impunidad al llegar la noche. Se alimentaba de nuestra inocencia sin piedad. Temblábamos hasta el amanecer esperando que no viniera. Para sobrevivir anestesiábamos los sentimientos, ya que la ceguera que nos rodeaba enmudecía nuestro infierno. El tiempo nos hizo fuertes y el alma recuperó el aliento, pero entonces, comenzó su cuenta atrás hacia la dependencia. 

Su cobardía suplicó clemencia ante la justicia de mis manos. Reconoció lo que habitaba mi mirada al tumbarlo en aquel hoyo, junto a cinco tulipanes púrpuras. 


Relato escrito para la web estanochetecuento.com - ENTC 
Convocatoria ENTCerrado 4... buscando la luz...



Foto de Brigitte Tohm en Unsplash.