lunes, 30 de septiembre de 2019

SIN TI



Ovillo la noche, estiro la luz
e inspiro

una bocanada de tímido sol,
de ese sol de primavera que madruga
con sabor a ocio de domingo,
con aroma a molinillos de viento,
de esa brisa que libera el alma
con su invisible susurro,
con su paseo por mi mejilla
y exhalo

un suspiro cargado de vacío,
de ese vacío de ti que permanece
sin rastro de ternura en la piel,
sin el eco de tu abrazo en la espalda,
de esa nada que te abandona
sin palabras en el pecho,
sin aliento para latir.

En mis muñecas, el dolor por tu huida.
En mis pupilas, lo que queda de ti.
Se arrojan los restos
de mis besos a tu boca sin fondo,
como suicidas que huyen
de este lamento,
como pájaros que se alejan
de este despertar
cuando inspiro valor                        
        
y exhalo cobardía.


Poema Ganador del II Premio de Poesía en la modalidad de castellano 
en el II Certamen Literario del Movimiento Artístico de Mislata (MAM)








sábado, 28 de septiembre de 2019

SABES A SUSPIROS...


Sabes a suspiros 

de jazmines blancos, 

a cielo de limón 

con nubes de fresa. 

Hueles a noches 

con polvo de estrellas, 

a caricias de papel 

con manos de luna. 

Suenas a notas 

de jazz en el cuello, 

a melodías encadenadas 

con besos en labios entreabiertos.





POSA TUS MANOS...


Posa tus manos 

en mis ojos y deja que tu piel 

arrope mis sueños, que tu calor 

abrigue mi cuerpo con tus dedos. 



Posa tu cálido aliento 

en mis cabellos y deja que tu respiración 

arrulle mis pensamientos, que tu voz 

meza mis silencios sobre tu pecho.







HAY MARES DE SILENCIO...


Hay mares de silencio 

que te inundan de nostalgia 

que te empapan de desamor. 

Sumerges tus miedos 

en sus oscuras aguas, bajo 

la piel que se adormece. 

Hay mares de soledad 

que te atrapan en la cadencia 

de sus olas, 

que te cubren con su escarcha 

de sal.





jueves, 26 de septiembre de 2019

NOSTALGIAS



Hoy los dejaré entrar en cuanto anochezca. Son huidizos y rara vez se dejan ver a plena luz del día. Mientras tanto, se camuflan entre las fotos del viejo álbum familiar o en el aroma de una prenda colgada en el armario. También los puedes encontrar en los frascos de perfume olvidados en el baño, en las cartas que amarillean ocultas en un cajón del dormitorio o en los discos de vinilo del salón.

A veces, basta escuchar un suave crujido del suelo al andar o el leve susurro de unos labios que parecen apasionados para despertarlos. Entonces, salen de su escondrijo y me asaltan, ponen mi mundo del revés y habitan este insoportable vacío. Ellos no lo saben, pero esta vez los estaré esperando para hacerles frente. 

Aunque mañana, el amanecer contenga la respiración al descubrir suspendido en el aire mi último aliento.



(Publicado en la web Microcuento.es)


Foto de Christie Kim.

miércoles, 25 de septiembre de 2019

ENTRE TINIEBLAS



Ante la ausencia de luz, echa de menos la del rojo neón que emite el despertador. Desconocer la hora, si es de día o de noche, está poniendo a prueba su resistencia. Aunque ha perdido la noción del tiempo, sabe que la vida continúa y eso mantiene intacta su confianza. Permanece alerta ante el más mínimo ruido. Necesita diferenciar los que proceden del exterior de los que comparten con ella espacio y oscuridad. Los primeros avivan su esperanza. Los segundos despiertan su instinto de supervivencia.

Apenas le quedan fuerzas para gritar. Su voz enmudece bajo el peso de la losa.



Relato publicado la IV semana de septiembre en la web solidaria 
Las palabras obligadas, regalo de Luis García Montero, Poeta y Director del Instituto Cervantes,
y por este orden son: 
Luz - Despertador - Resistencia - Vida - Confianza.



Foto de Tess en Unsplash


martes, 24 de septiembre de 2019

DESEO


Con el derecho siempre procuro mirar para otro lado cuando ella se acerca. Intento descifrar lo que pasa por su cabeza a través de sus gestos. Si deseo alcanzarla, he de anticiparme a sus próximos movimientos. La controlo desde la distancia mimetizado con el paisaje, para que no perciba mi presencia. Por su aroma, sé que se acerca. Permanezco inmóvil, aunque mi corazón enloquece de impaciencia.

La sorprendo al llegar a mi altura y la hago mía. Después, poco a poco, recobro el color y mi pecho late con normalidad. Me relamo de placer antes de enrollar mi lengua pegajosa.



Finalista semanal en el Concurso Relatos en Cadena (REC) - Cadena Ser 
Semana 3 (Programa del 23 de septiembre de 2019)



Photo by Andrei Lazarev on Unsplash


lunes, 23 de septiembre de 2019

VIAJE INTERESTELAR



Contigo, solía introducir las sábanas en el tambor de la lavadora. Añadía una dosis extra de jabón y suavizante. Elegía el programa largo y me sentaba a esperar. Veía flotar la sal de mis lágrimas, las estalactitas que se formaban en tu lado de la cama y mis horas en soledad. Giraban a gran velocidad durante el centrifugado hasta desaparecer por el desagüe. Al abrir la portezuela, olían a ternura, a ausencia, a caricias por estrenar.

Con él, todo ha cambiado. De su interior fluye un universo de abrazos infinitos, restos de besos bajo la luna y de estrellas con destellos que laten de este amor que habita nuestra galaxia.



Collage de  Sara Shakeel


sábado, 21 de septiembre de 2019

LÍQUIDA LUNA LUCE...


Líquida luna luce

sobre el cielo de agua.

Burbujea su piel

sobre un firmamento

de estelas de mar.



Versos desnudos

sobre olas de silencio.

Poemas aletean

sobre nubes de espuma

de rojo coral.






NO HAY NOCHE SIN LUNA...


No hay noche sin luna 

ni sábanas de hielo. 

No hay eco ahogado 

ni hiere el silencio. 

No hay abrazos vacíos 

ni crujen los miedos. 

No hay escarcha en la piel 

ni se desnuda el tiempo. 

No hay suspiros amargos 

ni tiemblan las palabras 

si anido en tus besos.





VISTE DE LUNA LA NOCHE...


Viste de luna la noche 

cuando de puntillas danza

la vida. La brisa empuja 

sus pasos cansados 

de soñar. 

El silencio canta melodías 

de caricias si la soledad 

se acurruca al calor 

de su regazo. 

Los latidos adormecen 

su pecho. La luz 

se espuma al alba.





ESA OSCURIDAD DE HIELO...


Esa oscuridad de hielo 

que tiembla en soledad 

sobre mi silencio, 

sobre mi desnudez. 

Esa oscuridad cegadora 

que se desliza con sigilo 

como mis vacíos, 

como mis lágrimas. 

Esa oscuridad de fuego 

que arde bajo la piel,

que llena ausencias,

que busca tu luz.





jueves, 19 de septiembre de 2019

CONTIGO


Desde que me ofreciste tu brazo para andar enlazados, desapareció mi miedo. Se tranquilizaron y dejaron de temblar mis piernas dispuestas a acompañarte. Me bastó con mirarte a los ojos para recuperar el aliento y volver a suspirar. «No tienes nada que temer», me susurraste. Siguiendo tus latidos encontré el camino. En tus labios, recordé el sabor del mar cuando se espuma. Fuimos uno, desde el momento que tomé la decisión de darme la vuelta y aferrarme a ti.

Atrás quedó la inmensidad que me ofrecía la luz blanca y cegadora. Dejé de ser sombra para ser destello a tu lado.



Foto de Manuel Moraleda


sábado, 14 de septiembre de 2019

LLENAS DE MAR...


Llenas de mar

mi pecho, de brisa

las palabras, de oleaje

los silencios.

Llenas de sol

la mirada, de alas

los versos, de luz

los poemas.

Llenas de cielo

el corazón, de arcoíris

los sueños, de sal

los besos.



Foto de Fuu J en Unsplash


SU LUNA DE PIEL ILUMINA...


Su luna de piel ilumina 

la noche rompiendo 

el oscuro silencio. 

Desnuda de palabras 

susurra con caricias 

en ausencia de su voz. 

Late el viento, trenza 

fuerte los suspiros 

que sueñan con él. 

Se aferra a la luz 

callada de su boca 

y al cielo de sus pies.





TAL VEZ, FUIMOS...


Tal vez, fuimos 

luz en la oscuridad 

de una noche sin luna,

melodía en el silencio 

de un pecho que no late. 

Tal vez, supimos 

hablar el mismo idioma 

sobre los labios, 

desnudar las miradas 

escondidas en un abrazo. 

Tal vez, pudimos 

descubrir cómo amarnos.





ROZA EL SILENCIO...


Roza el silencio 

la noche con la yema 

de sus dedos. 

Quiebra un suspiro 

la madrugada con la sal 

de caricias ausentes. 

Tiñe de sueños 

el amanecer con el aliento 

de su añoranza. 

Cubre el rocío

su pecho con el velo 

de sus tibias 

                     lá 

                        gri 

                            mas.





LLENAS MIS OJOS...


Llenas mis ojos 

de universos, de estrellas 

titilando en un suspiro, 

de mundos, de latidos 

incandescentes de luna. 



Cubres mi sonrisa

de galaxias, de besos 

suspendidos en el espacio, 

de planetas, de caricias 

posando mi añoranza 

en tu dulce ingravidez.





viernes, 13 de septiembre de 2019

LATIDOS


Nunca se han visto hasta ahora, aunque hace tiempo que comparten el mismo grupo de Facebook. A ambos les encanta escribir, pero les cuesta mucho el contacto personal. Por eso prefieren utilizar un seudónimo y esconderse tras un avatar. Su relación se ha ido estrechando por privado y han decidido dar un paso más. 

Mientras lo espera, aletea su vestido nuevo sobre su silla de ruedas. Él la observa emocionado desde la distancia. Espera a que recupere el aliento su corazón de metal.



(Relato escrito para el Reto 5 lineas del mes de septiembre de 2019 del blog de Adella Brac
las palabras son: Metal / Vestido / Grupo).



Photo by Giulia Bertelli on Unsplash